En estos caminos electrónicos viaja la rebeldía
que sueña y sueña ...
Y cuando el sueño es de muchos y se sueña juntos... es REALIDAD.
fragmento: declaración de principios de ALIA*

miércoles, septiembre 16, 2009

ECUADOR: Sin consenso en la Unasur


CANCILLERES Y MINISTROS NO PUDIERON SACAR UN DOCUMENTO CONJUNTO
Add to Google

Colombia se opuso a dar garantías formales sobre la actividad que realizarán las tropas norteamericanas en su territorio. Pese a tener el acuerdo de los otros once países de la Unasur, no se pudo aprobar el documento.

La reunión de cancilleres y ministros de Defensa de la Unasur concluyó ayer en Quito sin consenso por la negativa colombiana de dar garantías formales sobre la actividad que se desarrollará en las bases norteamericanas que se instalarán en su territorio. “Tuvimos flexibilidad y se hizo un gran esfuerzo. Se avanzó en la inclusión de algunos mecanismos de consenso y se redactó un borrador importante pero no se pudo sacar el documento conjunto”, explicó anoche el canciller Jorge Taiana desde el aeropuerto de Quito junto a la ministra Nilda Garré poco antes de subir al avión que los traería de vuelta. El ministro colombiano de Defensa, Gabriel Silva, justificó el desacuerdo: “Aquí tiene que haber garantías no sólo para uno sino para todos”.

El encuentro de ministros fue el resultado de la cumbre de presidentes del bloque que se reunió en Bariloche el pasado 28 de agosto. Supuestamente, cancilleres y ministros de Defensa se encargaría en poner en detalle y por escrito lo conversado por los presidentes en cuanto a la instalación de bases en Colombia. Pero desde el vamos todo estuvo más complicado que lo imaginado.

Ya los funcionarios que habían viajado con anticipación habían mantenido extensas reuniones hasta el lunes a la medianoche sin llegar a un consenso. La situación se repitió ayer con los ministros. Como en Bariloche, el encuentro se extendió algunas horas más de lo previsto por la falta de acuerdo pero no hubo caso. Los puntos del borrador habían sido consensuados por once pero uno, Colombia, dijo que no. Con todo, los participantes buscaron dar un panorama positivo sobre las conversaciones.

“Una de las claves de esta reunión ha sido la constatación del fortalecimiento de la Unasur”, explicó en la conferencia de prensa el canciller ecuatoriano Fander Falconí, país anfitrión debido a que ocupa la presidencia pro témpore del bloque. Para llegar a esa conclusión sostuvo que los doce países integrantes “no tienen que ir a instancias internacionales para resolver problemas”.

Colombia se mantuvo cerrada a la exigencia del resto de los países que querían expresar en el documento que se darían garantías formales de que las tropas extranjeras que actúen en el bloque no pueden desarrollar ningún tipo de actividad que pueda afectar a terceros países, entendiendo por eso desde monitoreos a movimientos militares.

Los representantes colombianos, aparentemente, no habían viajado preparados para dar respuesta a ese requerimiento. Los llamados que hicieron a Colombia tampoco arrojaron resultado positivo. Por lo que quedaron en trasladar las inquietudes a Bogotá y preparar para la próxima una fórmula que sea aceptable para todos. Su argumento fue que no podían comprometerse a informar de todos los movimientos militares que se hicieran en su territorio porque comprometían la confidencialidad de las tropas norteamericanas. Afuera de la sede del hotel Hilton Colón donde se desarrolló el encuentro, el canciller colombiano Jaime Bermúdez optó por repartir culpas. “Hemos dicho que estamos dispuestos a avanzar en las medidas de confianza y en las garantías en todos los temas, pero también muy importante que se pueda avanzar en el tema de compra de armas, armamentismo, ejercicios, pruebas nucleares”, sostuvo.

Brasil y Argentina volvieron a jugar un rol mediador entre Colombia y sus vecinos Venezuela y Ecuador, pero el resultado fue frustrante. “Apuntamos a crear medidas de construcción de confianza”, explicó Taiana, y justificaba los desacuerdos: “Se está creando una doctrina de seguridad para Sudamérica”.

1 comentario:

  1. Colombia se opuso a dar garantías formales sobre la actividad que realizarán las tropas norteamericanas en su territorio. CUANTO TARDAREMOS EN DARNOS CUENTA. QUE NUESTRO ENEMIGO ES EEUU PARA TODA AMERICA LATINA. HAY UNA HISTORIA.¿QUE NOS QUEDA A HORA DONDE RECURRIR?¿TODO UNA MENTIRA ?

    ResponderEliminar

Los comentarios deberán se acompañados por el nombre y e-mail del autor.-